Ciao Circa 08!!!! por Carlos Rubén Rivera

artistas y editores de Trance Líquido Arnaldo Roman y Lilliam Nieves en el MAC


Enrique Marty


Jorge Navas en Altamira


Eleomar Punte en Lyle O. Reitzel


Admin Torres en Primer Piso



Ciao Circa 08!!!!

Por Carlos Rubén Rivera
Especial para el Box Score


Los pasados meses han sido cruciales para el arte contemporáneo de la isla. Tanto en el Box Score como en algunos de los principales diarios del país se ha tratado abiertamente el tema del MAC. Lo que aún no sabemos es si ha valido de algo o si las aún inamovibles autoridades del museo han decidido mirar pa’ otro lado.

Hace un tiempo estuve hablando con Miyuca sobre la situación del museo. Me empezó a hacer una metáfora, o una analogía, aún no sé bien, de un arbolito que sembraron en el museo y que se estaba muriendo, y cuando lo dieron por muerto, lo descubrieron un día con una hoja. De ahí en adelante el arbolito siguió echando más hojitas… El problema con el cuento de Miyuca es que no se sabe de qué manera interpretarlo… Es ella la hoja? No es ella? Se refiere a algo nuevo? A lo mismo renovado? A la acción? A la inacción? Fue por todo esto que pensé: Esta señora nos supera… Y digo aquí abiertamente que esta señora, con sus años y todo, debe quedarse donde está porque no seré yo quien entre a su oficina, la mire a los ojos y le diga: Miyuca, cortamos el arbolito!!

Dentro de este marco del MAC y los crecientes problemas económicos de la Isla, se celebró Circa, que evidentemente y para ir directo al grano estuvo mejor que las ediciones anteriores. Aquí en el Box Score, y por primera vez con comas y acentos, reseñamos lo mejor y lo peor de Circa.

Un uno y uno de lo mejor y lo peor de Circa

Bueno
1. Con la excepción de Carmen Correa, las galerías de Puerto Rico cumplieron con el cometido de estar a la altura de muchas de las experimentadas galerías internacionales. La Galería 356 sentó las bases de lo que significa aprovechar el espacio para presentar la mayor variedad posible de trabajos y artistas.
De igual forma, Walter Otero presentó gran cantidad de obras, incluyendo una escultura de Fabián Marcaccio, “Naturaleza Muerta”, que consistía en una mesa sobre la cual se encontraban diferentes alimentos en descomposición. Una vez más, (de acuerdo a su dealer), las obras, de Quintín Rivera-Toro se vendieron como pan caliente, lo que demuestra una de dos cosas: o los coleccionistas compran todo lo que hace Quintín, o "El principito" le cambió la vida a muchos en sus años académicos. Lo que sí queda claro es que Quintín es el nuevo Martorell. (En hora buena, campeón!!)

Por último, la Galería Primer Piso, sorprendió con el trabajo de artistas emergentes como Admín Torres y Gerardo Vega, además del siempre polémico Rafi Claudio.


Malo
1. La gran cantidad de galerías alemanas, aunque en su mayoría presentaron muy buenos trabajos, responde a un estudio “por encimita” y chapucero, por parte de los organizadores, de las últimas movidas que hicieron los coleccionistas de la Isla. Aunque es difícil precisar una razón por la cual las miradas de estos coleccionistas apuntan hacia Berlín, lo cierto es que, una vez más, el escogido del comité se mueve a la par con las tendencias del mercado local más que por traer variedad.

Bueno
2. La mayoría de las galerías internacionales de esta edición apostó por traer arte de fácil venta, que no fuera tan atrevido como para desagradar ni que perdiera su valor útil para la decoración. Sin embargo, galerías que se atrevieron a presentar propuestas variadas en contenido e inclinadas a impactar.
- La mejor galería de Circa '08 lo fue la Witzenhausen, de Ámsterdam, cuya muestra cargada de morbosidad y violencia no dejó de ser hermosa, pues en cada una da de las obras de los diferentes artistas se presentó al ser humano en sus condiciones más duras de lucha, controversia, frialdad y desmejoramiento físico. Entre sus obras cabe señalar las muestras de Enrique Marty, muy conocido ya a nivel internacional por su característico tétrico trabajo.
- En segundo lugar y de manera similar, la galería Altamira, de Gijón, España, sorprendió con la serie “La necesidad del ser” del artista Jorge Nava. La muestra consitió en varias fotografías alteradas e intervenidas de caras deformes, cual si fueran monstruos
- Galerías presentaron trabajos derivados de la cultura popular, como es el caso de Hardcore Art Contemporary Space (EE.UU.) con la instalación de una repostería con bizcochos de personalidades y famosos realizados por Jonathan Stein (un wow por Iris Chacón); la galería Lyle O. Reitzel (Rep. Dominicana y EE.UU.) presetando la obra “Cazador de sueños” de Eleomar Puente; las obras abstractas del artista Judy Millar en la galería Hamish Morrison; la galería Katharine Mulherin Contemporary Art Projects con pinturas de personajes tétricos y enfermos de Shauna Born y Kris Knight; y la galería Caprice Horn (Alemania) con Mitra Tabrizian, Martin Heinig y Ana van Ginkel.
- Algunas galerías lograron ser grandes revelaciones, como lo fue la recién creada Point of View Gallery de Nueva York y sus muestras fotográficas. Por otra parte, y como era de esperarse, sobresalieron las muestras de las galerías Schübbe Project (Alemania), presentando las obras de Li JiKai; brut.undspiele (Alemania); y Contemporary Fine Arts con las impresionantes obras abstractas de Jonathan Meese. También hay que destacar la valentía de Space Other (Boston) por presentar obras que difíciles debido a los materiales utilizados en las mismas, que iban desde plumas de búhos hasta papa majada.

Malo
2. Los trabajos de algunas de las galerías resultaron ser aburridos y el mal uso del espacio imperó en muchas otras.
- Espacio Líquido (España) con los dibujos frivolos de personalidades de la farándula, incluyendo a los príncipes de Asturias, de Diana Lavrea.
- Por otra parte, las galerías Federico Ludger (Italia), Museum 52 (Londres) y Air de Paris (Francia) parecian defraudar ya que el público no se aventuraba a entrar en el cubículo.
- De igual manera, otras galerías que no estuvieron a la altura, lo fueron Moti Hasson (NY) con una serie de dibujos de maleta y collages aburridos de Pablo Helguera, y la galería Blow de la Barra (UK) quienes hicieron una juxtaposición de un rifle construido con tacos de billar, por Bubu Negrón, al lado un par de nalgas luciendo un “g-stro” rosado por un artista del que no recuerdo su nombre. Una imagen trillada dirigida al estereotipo del machismo latino y boricua en pleno siglo 21.


Bueno
3. Las actividades fuera del Centro Convenciones fueron otro de los aciertos de Circa 08. Los diferentes "after- parties" que se celebraron lograron poner a bailar tanto a coleccionistas como artistas y resto del público asistente. Fue el momento y el lugar perfecto para el intercambio de ideas. Por otra parte, las actividades realizadas en los Circa Labs fueron otro punto a favor, pues dieron una alternativa a la comercialización que se podía encontrar dentro del Centro de Convenciones.

Malo
3. Los costos de las obras presentadas en las galerías de Circa 08 siguen aumentando. Todos los años nos seguimos enfrentando a la triste situación de ver cómo una elite con poder adquisitivo se convierte en la razón de ser de una feria que debería servir, no solo a los coleccionistas ricos, sino al público general. Pues, si bien es cierto que los artistas necesitan vender sus obras para poder vivir, también lo es el hecho de que cada día nos alejamos más de lo que origina al artista, una necesidad por expresarse a través de lo que se conoce como "arte."