Víctor Vázquez : El Reino de la Espera




El Reino de la Espera
catálogo/libro de exposición de fotografías de Víctor Vázquez
en la Galería Latino Americana
1991

En los archivos de la Libreria Universitas de Rio Piedras una fanática de publicaciones por herencia encontró un libro de Víctor Vázquez que ahora atesoramos en casa como un álbum familiar. El libro es en realidad un catálogo de tamaño considerable hecho con el papel glossy y los colores grises, rojo vino, negros grafito ya clásicos de la imprenta Elmendorf.

La imágenes, collages y fotos son acompañadas por textos de Luis Rafael Sánchez, pedazos de poesía anónimos o frases. Es un libro intimista en el cual Vázquez documentó la convalecencia de un gran amigo en sus últimos días, afligido por el SIDA. No se menciona la enfermedad en ninguna parte del libro pero ya hoy día podemos identificar, o lo podemos deducir, a base de los rasgos físicos del enfermo y el vocabulario estético con que se describe la situación. Por ejemplo, una de las frases lee "Carne prohibida carne podrida."

Se pueden econtrar paralelos estrechos entre la obra de Vázquez y el colectivo de los '90 General Idea, especialmente en la obra Felix ('94), fotografía que A.A. Bronson tomó de su compañero minutos después de su muerte- a causa del SIDA.

Vázquez logra presentar, de manera casi espiritual, la marginalización, reclusión, la apatía social y la muerte solitaria de su amigo ante una enfermedad desconocida y prejuiciada en ese momento histórico. También es palpable su gran amistad gracias a los retratos dignos- en algunos el amigo parece un mártir. Una de las imágenes tipo placa fotográfica rayos X nos lo muestra indefenso, en cama, entubado é intervenido de manera casi obsena por máquinas. Tendríamos que ser de piedra para no sentir que la persona que el artista retrata es también nuestro amigo.

Son muy pocas las oportunidades que tiene un artista para lograr grandes piezas con momentos especiales que no pueden ser descritos con palabras. Con El Reino de la Espera me tope con uno de esos excelentes momentos.