"Pedro Velez" in Facebook-is not me!


The Facebook profile with my name and pictures of my family --"Pedro Velez" --is a phony profile--not me, of course...but, hey, whoever it is: Thanks for making me relevant!

You can read all about this fake profile here: Puerto Rico is Hardcore

Es oficial: Tu arte y cultura se jodió

Giselle Blondet. WTF?!


Pobre Ricardo Alegría, no solo la Fischler le espetó la estaca en sus últimos días sino que le han hecho la escultura kinética más estúpida del mundo.

es hora de saltar...

El gabinete de batatas.

Miguel, te apreciamos, no lo cojas mal...

La batata del futuro... 


1. Batatas velando por tu Cultura


La Fischler comenzó a desmantelar el ICP bajo las órdenes del Estado y el premio es tener un cheque seguro corriendo el "Museo" de la Universidad Ana G. Ménedez hasta que le llegue la hora del retiro. Nos recuerda mucho a Miyuca La Muda. Recordar es vivir : Fischler no defiende a las batatas ni a la cultura 


2. Ahora todos son críticos de arte y cultura en Puerto Rico 


Miguel Rodríguez Casellas me cae bien, no puedo negar que me gusta su rancio y exótico verbo de corte elitista cuando critica la cafreria del boricua bestial. Su ataque a nuestro político favorito de closet Rivera Shatz en la sección buscapié del Huevo Día estuvo genial. No así su reciente ataque (La Mostra) a las protestas bobas de los artistasos durante la Muestra Nacional de Arte. Eso de ponerle mantos negros a las obras y hacer un "Manifesto" en realidad esta bien tonto. However, mi problema con el rant de Miguel es que me parece algo selectivo, especialmente cuando muchos todavia esperamos una explicación, y resolución, del paradero del dinero y las obras de Lot Ek y otros participantes de su Proyecto de Arte Público. Back then nunca lo vi protestando por el bien de la Cultura--ni a Celina tampoco. Por eso de, aquí más recuerdos: 






3. Arte del Estado/ Lamentablemente tengo que decirte que estas jodio


Petrus es la única galería privada en la historia del arte que aparentemente recibe fondos públicos (tus chavitos) y la ayuda del gobierno para asistir a una feria comercial de arte. Pero son tan y tan, que todo ese "poderio" (de la Cultureta) a la que le dan las gracias en su grandiosísima tarjeta de navidad (incluyendo a los Ferré, Cucusa, Plaza Las Américas, el ICP y Chiquitota) no les sirvió de nada. No vendieron nada. Que raro, es como si la Petrus se creia que asistiria a Documenta representando a Jeff Koons. Lo que no entiendo todavía es como necesitaba tanto dinero y ayuda espiritual para asistir a una feria tan barata como Scope. Lo más loco es como galerías sin el mollero económico y jóvenes como 356 sí vendieron arte. Pero lo más loco y loco es ver a Giselle Blondet en esas fotos. Me imagino que para Ralph Vazquez, el curador "on and off " de Petrus, ella es el equivalente a Charles Saatchi. WTF!? A lo mejor, si eso de vender cucharas no le funciona a Petrus, Fortuño y los Ferré le consiguen un trabajito de maletera de la Fischler. 


4. La curadora que no es curadora Lilliana Ramos- Collado quiere ser tu amiga en Facebook


Bendito...es que no le han regalado nuevas exposiciones pre-curadas ultimamente y debe estar aburrida. Walter, montale otro show por favor.


Por el colectivo  Box Score

Las Mujeres de Miguel Figueroa


de la serie Jamón de Mar publicadas en la revista Vice

¿En qué se parece Miguel Figueroa a Pedro Almodovar? Ambos entienden a las mujeres y son capaces de traducirnos esa complicada existencia con sus imágenes. Categorizar el trabajo de Figueroa como "hip" o "fashionista" es un error. Es cierto que Figueroa se gana la vida como director artístico y fotógrafo en revistas que glamorizan el deseo carnal sin embargo, sus fotos tienen un peso emocional y un feeling que nos es reconocido. A veces tan simple como una canción de Silvio Rodríguez permeando una reunión familiar cerca del mar. Su trabajo raya en lo estrambótico y lo documental aunque nunca podemos descifrar la localidad específica donde se desenvuelven sus sujetos. La belleza no se nos presenta abusivamente; las mujeres no son objetos de deseo, es una belleza no tradicional, respetuosa y adulta. Figueroa retrata a su sujeto con equipo variado, Polaroids, película de 35 y diapositivas de tungsteno, creando efectos azulados y difuminados parecidos a los colores gastados encontrados en revistas, postales y afiches de antaño. Para lograr su propuesta Figueroa utiliza el color con presición, economía de contraste y escala física manejable-- muy diferente a los albumes digitales de recuerdos que muchos "posteamos" en Facebook. 

En una serie presentada en la exposición  Estéticas de la Vida Diaria (curada por su inseparable amiga Marina Reyes) el artista puso en escena momentos claves de su niñez con las mujeres que lo criaron -- madre, tía y abuela. "Con mi abuela era todo el rollo de comer, la cocina y fuimos a la casa antigua suya, que ahora está abandonada, e hizimos fotos." nos explica. "Con mi tía...era su  momento de vanidad, así que re-cree el tocador tal como lo tenía cuando era pequeño...ese era nuestro momento sagrado."  

Instalación en Estéticas de la vida Diaria, curada por Marina Reyes, en espacio 
La 15 en Santurce, Puerto Rico

Estas fotos de las mujeres en su vida son momentos íntimos y autorretratos de recuerdos con los cuales el espectador se puede identificar fácilmente. Otras series se enfocan en la sensualidad de una acción, un momento, una pieza de ropa, la textura del aire o una fiesta. Aquí la chica "next door" tipo American Apparel se nos presenta indefensa como un actor sin líneas que recitar. Lo que separa a Miguel Figueroa del resto de los "fashionistas" es la aparente facilidad con la que logra moldear sus sujetos, ya sean seleccionados por él ó por su editor. Solo basta fijarse en la chica de Jamón del Mar posando con un anticuado traje de baño. No hay duda que la modelo guarda un extraño parecido a Marina Reyes, su gran amiga. Una apropiación de esencia que logran solo pocos artistas.
 

polaroids
Miguel Figueroa
serie Splash (1984)
 Adriana


 
arriba: Torbjorn Rodland (serie "Nudists", 1999)
abajo: la actriz y sex symbol Jane Birkin


La burbujita payolera de Tatiana Pérez Rivera y el Nuevo Día

cita de William Powhida en artículo de Damien Cave NY Times, diciembre 6, 2009



Christopher Rivera en el booth de 356, NADA
foto en The Fractal

Notas sobre algunas de las cosistas que Tatiana decidió editar, olvidar y payolear:


1. Myritza Castillo cita --sin dar referencia-- a William Powhida  y Tatiana, como la reportera cultural cajita de pollo que es, no se da cuenta.
2. Tatiana decide no preguntarle a Petras sobre el regaño que se llevó de parte del director de la feria Scope, ni de la escena dramática/ histérica entre ella y su "curador" Ralph Vázquez. La presencia de Petras fue bochornosa, una quincaya amateur tipo venta de pasillo en Plaza las Américas y, el hazme reir del fin de semana...no entendemos porque el Día se empeña en darle foro...por mi madre que debe ser la payola. La Petras también dice que se gastó sobre 35,000 pesos largos. No entiendo en que feria fue que los gastó porque en Scope no es...si algo, lo más que se pudo gastar en esa feria, con ese booth tan pequeño, son 17,000-20,000. Que cosa, la gran institución del arte de Puerto Rico no vendió. By the way, alguien le puede refrescar la memoria a Petras y explicarle que Galería Comercial y Punto Gris rompieron esa barrera del mercado internacional hace años participando exitosamente en las ferias de Basel, MACO y NADA. Petras no representa de manera alguna a la escena del arte; ella se representa a si misma y sus artistas...esto del arte no es lo mismo que las olimpiadas ni la política partidista del pais.
3. El entrelineas del comentario de Angel Otero es el siguiente: que la galería que lo representa  (Kavi Gupta) no le quiere vender a los coleccionistas mazetas de la isla...obviamente. Me parece super si recuerdan las pachotadas  de estos por aca durante NEXT.


4. Felicidades a Michelle Fiedler de 356. En especial a Yemayá, que estan empezando en esto y so far... so good. Recuerden que Scope es una feria de tercera, la próxima participación debe ser en Pulse, Nada o Basel...la movida es hacia arriba, no hacia los lados ni hacia abajo.

5. Tatiana decide hablar con Melvin Martínez y no con Arte Foundation...que raro, ya que Melvin no es galerista y Arte Foundation fue la única de todas las galerías boricuas en recibir la atención de la prensa internacional. Ver Artinfo. 




"The Arte Foundation from San Juan, Puerto Rico had curated for its booth a provocative show called “Reality Check” — but as of Wednesday afternoon, it hadn’t led to any check-writing. The organization’s Raimundo Figueroa was hoping an institution would show some interest in Dominique Rousserie, whose work the Centre Pompidou bought recently, but stressed that he couldn’t afford to be too picky. “We need to sell,” he said."
Para más información objetiva y crítica (aunque Lilliana Ramos Collado no lo quiera aceptar) sobre las ferias en Miami visiten : The Fractal y MSA . Nuestros blogs reportaron en vivo todo el fin de semana...y sin payola.





Por Tatiana Pérez Rivera / tperez@elnuevodia.com
  Se tambalea. Hace malabares mientras camina por la cuerda floja, pero el mercado del arte se niega a desplomarse ante los malos tiempos.
“La burbuja del arte nunca se rompió, sólo es más pequeña”, opina la artista puertorriqueña Myritza Castillo quien asistió a la feria de arte contemporáneo NADA que tuvo lugar en Miami, paralela a la edición 2009 de Art Basel en dicha ciudad.
“Los íconos del arte que vendían un millón quizá vendieron $500 mil y todavía es mucho”, opina la artista que bajo el booth de Galería 356 presentó una instalación que incluía una maquinilla en la que el público contaba anécdotas de la feria.
La mayoría de los entrevistados coinciden en que la gente miró y compró... aunque tímidamente.

“A mí me fue excelente”, dice, de otra parte Michelle Fiedler, propietaria de Galería 356, la cual junto a sus artistas Elsa María Meléndez y Christopher Rivera asistió por primera vez a la feria NADA.
“Vendí más o menos lo que esperaba y a clientes nuevos de Estados Unidos y Europa. Como no sabía qué esperar superó mis expectativas. Lidiamos con artistas jóvenes así que los precios eran bastante accesibles, las más caras llegaban a los $6 mil”, agrega Fiedler.
Ésta agrega que de conversaciones con otros galeristas en la feria y de los boletines que los organizadores de la misma emitían tuvo la impresión de que “las cosas mejoraron un poco”. “Ellos mencionaban que había un incremento en ventas con respecto al año anterior; se estaba pareciendo un poco más a lo que era antes”.
“A nosotros nos fue bien, pero no como esperábamos”, comenta Gretchen Ruiz, propietaria de Galería Yemayá, quien llevó a Scope Art Fair obra de los artistas Jorge “Rito” Cordero, Cecile Molina, Migdalia Luz Barens, Carolina Caycedo y Edgardo Larregui.
“Si participas te tomas un riesgo, pero a la misma vez te das a conocer en el mercado internacional y esa era nuestra intención. Es algo que tienes que hacer sin pensar en si vas a vender o no. Uno paga un dinero para mercadear su espacio y en eso hicimos muy buen papel”, resalta Ruiz.
Constatar que están “al nivel de otras galerías del mundo” les brinda “confianza y motivación”. “Presentamos arte de calidad”, enfatizó la galerista.
“Para nosotros fue una gran oportunidad de exponernos a los ojos del mundo. No vendí nada, pero me pidieron mucha referencia de artistas como Imel Sierra y Tony Bechara”, destaca Sylvia Villafañe, propietaria de Galería Petrus, que asistió a Scope Art Fair con la colectiva “Happiness: From Chaos to Precious” que reunió a los antes mencionados así como a Bernardo Medina, Bobby Cruz y Liliana Porter y que perseguía atraer atención hacia la Isla como país productor de arte.
“Es un gran sacrificio para una galería hacer esto en este tiempo, pero es la mejor manera de entrar al mercado internacional”, opina Villafañe quien conoció nuevas caras en el mundo del arte.
Dice que resulta cuesta arriba asistir ya que la galería asume el 80% del gasto. “Contando pasajes, estadía, dietas, alquiler de espacio, transportación, empaque y seguro de las obras, promoción, anuncios en revistas especializadas y personal extra para atender el booth la suma llega a $35 mil”, revela sobre la asistencia al evento al que además acudió Arte Foundation, entre otros.
Aunque reconoce que el movimiento de venta fue “bastante lento” y que vio muchas obras siendo empacadas de regreso a casa, quedó encantada “con la feria y con lo que puede ofrecerle al arte de Puerto Rico”. “Hay que estar allá. Tengo compromiso con Scope para Art Basel Suiza y estoy considerándolo totalmente”, declara Villafañe.
Palabra de artista
Melvin Martínez estuvo con la galería Yvon Lambert en Art Basel Miami, feria donde también se vio producción de Enoc Pérez y Allora & Calzadilla, entre otros.
“Sí, mi booth vendió y me fue bien”, acepta Martínez, “no había muchos coleccionistas que llegaran en sus jets, pero llegaron otros además de curadores y especuladores. No vi muchos coleccionistas europeos, pero sí hubo más latinoamericanos”.
Tanto se especuló sobre el fin de la burbuja del arte que, según Martínez, la ansiedad era evidente cuando se abrieron las puertas. “Parecía como si estuvieran jugando a chico paralizado: estaban a la espera”, recuerda.
Ángel Otero, reciente ganador del Annenberg Fellowship, aún está “pasmao”. Su exhibición en solitario en la feria NADA con la galería Kavi Gupta, vendió todas sus piezas en la noche de apertura. Los precios oscilaban entre $5 mil y $15 mil.
“Era mi primera vez en una feria y la experiencia fue bien chévere. Pero no sólo yo vendí, otros artistas también vendieron todo en su apertura. Conocí coleccionistas boricuas que me felicitaron, pero como llegaron tarde no pudieron llevarse nada mío”, subraya el Otero.
Su galerista, Gupta, manifiestó a la publicación digital www.theartnewspaper.com que “las personas quieren ver trabajos de calidad de artistas jóvenes realmente buenos, a precios accesibles y eso es lo que traje”.
Karlo Ibarra disfrutó el espíritu que reinaba en Photo Miami 2009.
“Nos fue bien porque la estética de esa feria es bastante similar y lo que presentamos fue bien diferente. Presenté dos vídeos y se acercaron muchas personas de Europa a preguntar porque conectaron con el trabajo”, dice sobre piezas como “Aspiraciones” y “Crossover”.
Ibarra considera que el consumidor fue menos tímido. “La gente asumió la crisis económica y creo que están pensando que la última la paga el diablo”, opina.
“Fue bueno estar en NADA porque es un puente para luego llegar a Basel”, comentó Christopher Rivera, quien acudió con Galería 356, “lo mejor fue que mi trabajo (la serie “Fighters”) lo compraron personas que desconocían mi obra. Lo importante es darlo a conocer”.
Cecile Molina se estrenó en la feria Scope Art Fair con su instalación “Rainbow Antroposeo”. “Yo pienso que el feedback fue fenomenal. Había coleccionistas de Londres, Miami y Latinoamérica interesados en la propuesta que presenté. Espero que lleguen las invitaciones”, culmina igual de esperanzada que sus pares.

El MAC no es un Museo, es un Centro Cultural




Lo que se sigue negando hacer la prensa mainstream... lo hacen los blogs y Karla Ostolaza en Fractal...aprieta el enlace para leer este landmark de nuestra prensa cultural : 





La reacción de Alex Trujillo,  colaborador del Box y responsable por descubrir mucha de la información de adentro del gobierno sobre el MAC,  es la siguiente:




¿Qué diferencia hay entre el MAC y el Museo de las Américas?  




Ambas instituciones  alquilan sus salas para exhibiciones pero bajo nombre de "museo". Es hora de empezar a llamarlos por lo que son: Centros Culturales. Los Centros Culturales se prestan y se alquilan para diversas actividades de la comunidad--ya sea la comunidad artistica, la comunidad empresarial, la comunidad universitaria, etc.  Los Centros Culturales son administrados por un personal minimo: Director, Secretaria, Cuerpos de Voluntarios, Guardias de Seguridad y Conserjes de Limpieza. De ahora en adelante a llamar las cosas debidamente:  el CCAC (Centro Cultural de Arte Contemporáneo).  El "museo" de las Américas sería el CCA (Centro Cultural Las Américas). 



Bajo esta nueva clasificación Lilliana Ramos Collado (la "curadora" experta en asuntos literarios) formaría parte del Cuerpo de Voluntarios del CCAC. Así nos evitamos todo tipo de conflicto, malos entendidos y botaera de fondos públicos. No es nada peyorativo ser un buen Centro Cultural al servicio de la comunidad.


Supratemática en La 15 Curatorial Space

odd mix : Rum piraguas at La 15



Myritza Castillo

Kristene Serviá



SUPRATEMÁTICA 
LA 15 Curatorial Space
jueves 5 de noviembre

According to the press release “SUPRATEMATICA explores ludic concepts in consumerism, information, encoder-decoder, the end of a story and even gets to deny postmodern discourses.” Fortunately, this random mix match of ideas were nowhere to be found physically or conceptually in the exhibition. As a whole, the concept was so randomly related that you couldn’t help but wonder if it was an excerpt from a different exhibition altogether. Another problem was the absence of titles.

Works by two noticeably distant generations of women artists where shown across each other: Inés Aponte and Dhara Rivera (representing the 80's) and Kristine Serviá and Myritza Castillo (stepping up to the plate as the fresh contingent). This offering illustrated an obvious rift between what's considered to be an established and an emerging artist, and for all the pretentiousness found in press release, this alone could’ve worked quite well as a characterization of the show. 

Dhara Rivera

Inés Aponte presented a series of small drawings on patterned paper from which an equal number of animated sequences were shown on a looping DVD player. The framed works exhume that typical aura contained in artifacts made by mature artists--her particular aesthetic exerting the powerful pull of experience on the observer. A whimsical museological display by Dhara Rivera was a pleasant surprise. Made up of tiny animal body parts, carefully colored through intricately weaved red coverings, and are displayed under a glass top.  Six framed black and white photographs of different specimens complete the installation. Rivera’s ensemble echoed the usual neurotic ordering of taxonomic language.


Kristine Serviá’s squared illustration of an urban landscape (on drafting paper) was successful in terms of atmosphere and depth, but hardly impressive given the vibrant, unavoidable and graphically masterful graffiti scenes and lineal clusters we have become accustomed to seeing in urban San Juan. Recent public murals by NEPO, ISMO and SON have indisputably influenced many in the scene. On a smaller scale Servia suggest a life-size installation of sorts—with the hum and peeking-through-power-lights of machines in a dark computer lab—set to a dark ambient soundtrack. Other symbolic geometric components that look like boxes, packaging material, empty billboards, empty booklets and a tangled web of cables, deal gracefully with incompleteness-- ambiguously located between accident and intention. 


Rounding up the exhibition was Myritza Castillo’s interactive "typewriter and paper" installation. Here visitors could write their own narrative on a long roll of tracing paper, each participant collaborating with the artist in what appears to be a work in progress. I was more interested in experiencing this vintage machine in full aesthetic function, an action that proved a bit clumsy, especially for our keyboard generation. For those not wanting to be involved  in the performative configuration, three nice and delicate watercolors of the typewriter were a welcomed alternative.

by Javier Román: artist, architect and editor of Entorno
photos courtesy of Edwin Medina and La 15