Rodríguez Ema dice que "Adlín Ríos Rigau lo hace mejor"




Estoy seguro Oller no se sentiría felíz hoy día al enterarse que su obra (Palmillo) seria expuesta en la barra de la que vende cucharas. No culpemos a Petra, ella solo ha confiado en el buen juicio de la "curadora" Adlín Ríos Rigau ( ver: a.Mackenna en la Galería de Arteb. Paul Camacho en Sagrado; su libro de copy -paste y chismes sobre Marcos Rodríguez-Ema c.Las Artes Visualesd. Otto Reyes en el MAC)

No vamos a discutir los méritos de la supuesta propuesta "curatorial" de Adlín Ríos porque, como dijo un colaborador del Box, no los tienen:

"Para mi la costura que se ve mal es la Adlin haciendo villas y castillas del género del bodegón, diciendo que eso es un asunto universal y hasta contemporáneo, y que a artistas locales los pongan a crear obra nueva en referencia a otro artista, como a comisión. Esto es más de lo mimso--distorcionando el arte en PR--y por supuesto, Petra promoviendo esto."

Lo que si nos interesa es el Oller. Usualmente las galerías comerciales hacen este tipo de presentación como preámbulo a una subasta. La información que tenemos apunta a que Palmillo no se pudo vender en una subasta reciente fuera de la isla. 

Vamos a estar claros: Si el Oller pertenece a un coleccionista privado (de la descendencia del artista) y esta desesperado por cash, lo puede vender al mayor postor. Eso no es conflictivo de por sí. Pero la cosa se complica si el Oller es de un museo y este evento es un "deaccessioning" no oficial. Es por eso que la prensa local debe hecharle el ojo a este asunto.