Vallejo, Pellot, Otero y los super collectors en Art Chicago & Next 2009 (cosas buenas y chismes de barrio)


Pintura de Angel Otero  en la feria NEXT 2009. En el piso una escultura kinética de Jeff Carter


Angel Otero y el galerista Kavi Gupta en la feria Next
(foto copyright de Artnet)



Los Super  Collectors : El bochorno ajeno 

No voy a dar nombres pero el chisme del fin de semana fue la "mazetería" de nuestros super-collectors, la que me hizo sentir una mezcla de bochorno ajeno y alegría existencial. Estos se atrevieron a pedir descuentos a una galería que ni conocen con llamadas telefónicas constantes, si ni tan siquiera venir a las ferias, sin conocer al galerista, ni conocer al artista. Estabán desesperados, jadeando todos. 

Gente, eso de mendigar fuera del trópico no se ve bien, se ve cheap y deja mucho que desear. Ese triste mendigar es en parte responsable de que muchas galerías hallan cerrado en la islita. El lloriqueo pone al artista por el que mendigan en una posición incomoda. Que seamos todos Boricuas no significa que tenemos que venderles obra barata por obligación. No sean jíbaros.

Nuestros super-collectors van a tener que pasar revista, reconsiderar sus técnicas y estrategias, las que nos afectan a todos los artistas por igual. Van a tener que dejar de aparentar su apoyo a lo local en el Magazín del Nuevo Día ó en las Galas de los Museos y, se van a tener que poner a gastar con los suyos. 

 Pellot y Vallejo


Esta obra no es un elegante "photoshop" de Jason Mena, es otro artista, un estudiante graduado que encontramos en NEXT y quien trabaja vertientes urbanas (también en "photoshop") de conceptos originales de MuntadasDebord y Jacques Villegle. 



Galería La Industria no existe en la isla. Es otro gran invento del "Soto." Me imagino que para entrar contrató a un surrogate, por eso de que no se viera su nombre en la aplicación. Se dice que no queria pagar--otra vez-- y que fue escoltado fuera de la feria. Los detalles, aunque graciosos y patéticos, nos son dignos de desperdiciar aquí. Los que participaron y todavía trabajan con él conocen su historial y se arriesgan a quemarse. 

De ese grupo quiero destacar a Josué Pellot, quién presentó un neon, instalado en un cuarto oscuro, en el que se recrea como un anuncio publicitario, el ahogamiento de Salcedo. El trabajo de Pellot tiene mucha astucia ilustrativa, guarda relación con el trabajo Miguel Luciano. La diferencia es que Pellot toma como referencia obra de conceptuales y post -minimalistas, en este caso Bruce Nauman; mientras que Luciano se basa más en en elementos del folklore, muy similar a la visión del Niuyorican Pepón Osorio.

Esta pieza de Pellot es excelente. Su tamaño es accesible, me recuerda una estampa de un libro de historia de escuela pública. La pieza no grita y tampoco trata de colar una lección moral. Sin embargo, con su heroismo instrínsico, brillantez y vibración repetitiva, trae a la superficie, desde el subconsciente, un dato histórico para canalizar una respuesta emocional básica, la de la valentía ante el miedo. 




serie de neones presentados originalmente en la vitrina de un supermercado en Chicago.
(foto tomada del internet) 


 Sebastian Vallejo junto al coleccionista José Castrodad

Otra pieza que nos llamó la atención fue una pintura de Sebastían Vallejo en la feria grande de Art Chicago. La misma formó parte de una colectiva de estudiantes destacados del School of the Art Institute, donde Vallejo se acaba de graduar con una Maestría. La obra de Vallejo ha evolucionado muchos en estos últimos 3 años, su paleta se ha vuelto más variada, atrás ha quedado el expresionismo genérico Caribeño. Lo que no cambia es el paisaje, a veces escondido o abstracto, sobre fondos de tonalidades azules, un color que el artista domina y ha hecho suyo. Otros elementos que habitan la superfecie de sus obras son bolsas de plástico, camisetas,cinta adhesiva y empastes. No podemos identificarlos como collage, son simplemente parte del proceso, ahora visible, en la pintura final. Tal vez lo más interesante son las estructuras en forma de pirámide, triangulares, plagadas de líneas rectas intensas que nacen de su contorno.