Carmen Trelles: del periodismo investigativo a la especulación


Mariana García Benítez junto a Carlos Rubén Rivera durante Circa '07
Dos tremendas nuevas voces de la prensa cultural que nuestros periódicos deben aprender a utilizar.


Carmen Trelles: Del periodismo investigativo a la especulación.

Por Carlos Rubén Rivera
Especial para El Box Score


El pasado lunes, el periódico El Nuevo Día publicó un artículo que retomaba la polémica del Museo de Arte Contemporáneo. Un artículo escrito por Carmen Trelles, anteriormente periodista del Primera Hora, en el que preparaba una especie de “bomba mediática” con la que esperaba sorprender a la escena del arte en Puerto Rico.

Los problemas del artículo de “Meme” son varios. En primer lugar, es un artículo que más que ser investigativo y haber pasado por un proceso meticuloso de comprobación de información, se trató de un recogido de información plasmada semanas antes en los diferentes blogs y demás espacios cibernéticos dedicados a la discusión cultural del país y que colocó en su artículo como rumores y especulaciones. Lo mejor logrado en el artículo de Trelles fue que hizo un excelente ejercicio de “copiar y pegar” la información que ya otros –como por ejemplo este blog para el que escribo estas líneas- habían trabajado.

Cito algunos ejemplos que hacen explícitos mis argumentos:

“Se rumora que la propia Somoza designará a la persona que la sustituya…”

“Entre los miembros de los diversos grupos y en los blogs que recogen la controversia se especula que las candidatas son…”


Antes de continuar, quiero hacer un paréntesis para explicar un poco las bases de mi crítica sobre la investigación de Trelles, antes de que aquellos que no puedan criticar mi trabajo intenten criticarme a mí como sujeto falto de experiencia en el campo periodístico. Hace apenas un año que escribo para la prensa del país, por lo que expreso con clara tranquilidad mi escasa experiencia en el campo. Sin embargo, mi interés por la investigación, acción que cada día se hace más ajena al periodismo en este país, me ha llevado a la realización de estudios superiores doctorales en filosofía del arte, de los cuales, lejos de utilizarlos para ser poco modesto, he tratado de incorporarlos a la escritura periodística. El resultado, más que verse en los reportajes realizados, se ve en los que no realizo. Por ejemplo: reportajes como el que se publicó el lunes. Cierro paréntesis…

Otro gran error de Trelles fue no haber dado crédito alguno a sus fuentes (excepto por el espacio cartaabiertamac.blogspot.com). Es impensable, en un trabajo investigativo cualquiera, obtener la información de alguna fuente primaria o secundaria y no dar crédito por lo utilizado. Si la información no se obtiene de forma directa, de una primera mano, el crédito le corresponde a quien realizó el trabajo investigativo.

Un tercer error se desprende de este primer artículo publicado el lunes. Es esencial, en cualquier investigación, que el investigador corrobore y profundice en aquello que investiga. Si la información llega a través de otras fuentes, el investigador debe hacerse cargo de la verificación de la información. En este caso, Trelles, luego de hacer el ejercicio de “cortar y pegar” habló sobre las posibles candidatas al puesto de directora del MAC. Evidencia de que no intentó siquiera verificar los datos es el hecho de que una simple llamada a Adlín Ríos y a Margarita Fernández las hubiera descartado de inmediato, pues ambas negaron haber sido seleccionadas como candidatas, además de expresar su falta de interés y tiempo para dedicarse a las funciones de dicho puesto.

Por otra parte, y luego de una simple leída, el artículo de hoy me obliga a pensar que hay una gran falta de seriedad en el trabajo. Ejemplo de lo que digo es lo siguiente:

Hace unos días atrás, la historia de El Nuevo Día indicaba lo siguiente:

“Entre los miembros de los diversos grupos y en los blogs que recogen la controversia se especula que las candidatas son: Margarita Fernández Zavala, curadora independiente y profesora; Marianne Ramírez Aponte, quien laboró por muchos años en el MAC y ahora es la coordinadora de exhibiciones en el Museo de Arte de Puerto Rico, y Adlín Ríos Rigau, quien dirigió la división de Museos y Parques del ICP y dirige actualmente la Galería de Arte de la Universidad Sagrado Corazón”.

Hoy la historia de El Nuevo Día indica lo siguiente:

“Como había adelantado El Nuevo Día, Ramírez Aponte era una de las personas que la Junta consideraba para el puesto”.

Ya no se habla de rumores y especulaciones que se recogen de los blogs, sino que es una información que El Nuevo Día adelantó. ¿Es esta la manera en que Trelles intenta opacar los errores cometidos en el primer artículo? ¿Habla sobre revelar asuntos para poder ocultar que se equivocó? ¿Acaso somos tan tontos como para olvidarnos de su acto de “cortar y pegar” del primer artículo para aceptar ahora que fue ella quien lo adelantó. Pero, por favor, si lo que se publicó en El Nuevo Día el lunes no es noticia para nadie. ¿Cómo va a ser noticia si ya todos habíamos leído esos “rumores” de los que habla, en esos blogs de los que no habla?

Lamentablemente, la investigación periodística ni las reclamaciones pudieron ir esta vez a la par con las iniciadas en los medios cibernéticos. La razón es evidente, la falta de seriedad, de compromiso y más aún, las agendas personales de quienes hacen las noticias culturales. En lugar de confirmar las alegaciones, los editores de END se lanzaron a la reconquista del espacio cultural de la isla y se dieron contra el suelo. No obtuvieron el respaldo que lograron los medios con los pasados reclamos en donde, desde un comienzo, se creó una controversia seria que dio paso a todo lo que conocemos.

Hago otro pequeño paréntesis para concluir. Por mucho tiempo estuve tratando de realizar un segundo reportaje sobre el museo, pero los “peros editoriales” no se hacían esperar. Esto, sumado al hecho de mi venidera mudanza a Madrid en apenas una semana, hizo que me alejara lo suficiente como para perder de vista las discusiones. Ahora entiendo mejor el porqué de las negaciones y la falta de interés en que se realizara un nuevo artículo sobre el tema en Primera Hora. El cambio de edición cultural en END quería arrastrar con el pez gordo, mudar de local el conflicto. Intentaron lanzar un grito de bienvenida que resultara atractivo a los grupos que siempre han considerado “revolucionarios sin conciencia” o “jovencitos artistas”. Una vez los tuviesen en sus manos, la sección cultural de END sólo iría hacia arriba. Apostaron por Trelles como su mejor arma –aun cuando conocían de sus carencias investigativas y su nula participación del anterior proceso de MAC- y metieron las patas.

Un amigo me comentaba ayer que el panorama cultural del país lo que da es tristeza… si al menos le diéramos un toque de seriedad a lo que hacemos…


Miyuca's Out! A Celebrar!





Leer estos sendos artículos...todas las preguntas importantes e ideas sobre el caso MAC comenzaron con Carlos Rubén en Primera Hora, Joel Weinstein en Rotund y el favorito de todos: El Box Score...

Crónica de una discordia
jueves, 11 de septiembre de 2008


En enero del año en curso, este diario sacó a la luz pública la crisis económica por la que atravesaba el Museo de Arte Contemporáneo. Su directiva, en aquel entonces, solicitaba el apoyo de los artistas y amigos del Museo para realizar una marcha en solicitud de mayores fondos a la Legislatura.

Dicha marcha se llevó a cabo, no sin que antes la entonces directora, la Dra. María Emilia Somoza, y la Junta de Directores tuvieran que escuchar las voces de artistas que reclamaron mayor apertura del Museo en cuanto a sus gestiones y decisiones y un compromiso de cambio y evolución en sus visiones y políticas.

En la actualidad, el MAC recibe anualmente una asignación legislativa de $500 mil para el pareo de fondos, lo que quiere decir que sus administradores deben conseguir esa misma cantidad para sufragar sus gastos. Luego de la marcha, el presidente del Senado, Kenneth McClintock; y los senadores Jorge de Castro Font y Migdalia Padilla, firmaron una medida para otorgarle a la entidad los quinientos mil que faltaban, de modo que pudieran alcanzar la meta de un millón de dólares. No obstante, el futuro de esa asignación es incierto, sobre todo ahora que De Castro Font se encuentra bajo investigación federal.

Luego de la marcha, la tormenta de preguntas sin respuestas por parte de los artistas, los problemas económicos del MAC y las discusiones sobre el estatus interno de esta institución no cesaron, sino que comenzaron un nuevo e intenso capítulo en los medios de comunicación.

Polémico relevo
jueves, 11 de septiembre de 2008
Carlos Rubén Rivera / Para Primera Hora


La semana pasada -y luego de tantos años al frente del Museo de Arte Contemporáneo (MAC)-, la Dra. María Emilia Somoza anunció su renuncia. A tenor con esto, en el día de ayer se hizo pública la decisión de la Junta de Directores de nombrar a Marianne Ramírez Aponte, quien fuera coordinadora de exhibiciones en el Museo de Arte de Puerto Rico (MAPR).

Sin embargo, según una fuente de entero crédito, todavía en la mañana de ayer la decisión de Ramírez no estaba tomada. Más aún, la fuente señala que el presidente de Junta de Directores del MAC, Ramón del Valle, había escogido a Ramírez como la nueva directora, a pesar de que ella aún no había dado el visto bueno ni había comunicado su decisión de renunciar a su cargo en el MAPR.

Este diario intentó comunicarse con Del Valle, quien no respondió a nuestras llamadas. Poco después del mediodía, Ramírez Aponte aceptó su nuevo cargo y expresó su sentir a este periódico: “Ya es seguro lo del nombramiento”. Sin embargo, al preguntársele sobre su nuevo cargo, expresó que “me parece que no es correcto emitir algún comentario mientras continúe trabajando en este museo (MAPR), por lo que no voy a hacer mayores declaraciones”. A pesar de ello, sí especificó que comenzaría sus labores en el mes de diciembre.

Otras declaraciones
El sentir de los artistas y demás trabajadores y amantes del arte no se ha hecho esperar. Algunos expresan conformidad y esperanza, mientras otros se muestran mucho más escépticos.

“La selección de Marianne Ramírez como nueva directora ejecutiva del Museo de Arte Contemporáneo demuestra el profesionalismo y el calibre del equipo de trabajo que tenemos en el Museo de Arte de Puerto Rico. Confío que la labor de excelencia que Marianne ha realizado durante los pasados dos años y medio en este museo servirá de punto de partida para los nuevos retos que le esperan en el MAC”.

Dra. Lourdes Ramos
Directora ejecutiva del MAPR


“Lo peor, o lo más triste de todo es como la Junta y el MAC, como proyecto, no se dieron la oportunidad de estudiar otras posibilidades, de realmente entrar en diálogo y espulgar con tiempo (con ganas de pensarlo y con disposición) qué debería hacer más allá de solamente asignarle una cabeza al muñeco corporativo del Museo. Ésta es una coyuntura de la que el Museo podría nutrirse y sacar provecho. Hay mucha gente con ganas de participar y aportar al proyecto. ¿Por qué repetirse?”

Abdiel Segarra
Artista Miembro del Comité de Apoyo Condicionado


“Es un reciclaje. Ya Marianne Ramírez formó parte del MAC y tuvo que irse porque formó parte de un escándalo en donde se le otorgó un premio a su esposo mientras ella trabajaba allí. Yo creo que esto describe los problemas y conflictos éticos y morales con los que se va a enfrentar esta institución. Yo predigo que el MAC va a cerrar sus puertas en un año”.

Pedro Vélez
Artista, curador y escritor de arte


“En el código de una buena práctica de museo -o centros de arte contemporáneo- existe lo que es un proceso de elección cuando se busca un nuevo director. Ese proceso incluye una convocatoria pública que claramente estipula las bases por las cuales se elegirá al director con la descripción de las funciones que éste tendrá.
Este proceso no se ha realizado, así que, una vez más, presenciamos acciones que nos confirman hechos negados por la dirección actual (Junta y dirección ejecutiva). Esto es lamentable, porque los momentos cuando ocurren cambios son oportunidades para el crecimiento de una organización”.

Michy Marxuach
curadora


“Hacer la selección en un proceso hermético y a puertas cerradas no es una manera de mostrar apertura hacia los cambios que hemos pedido en la institución. Que se escogiera una persona que trabajó por muchísimos años en el MAC con la Dra. Somoza no es una manera de hacer cambios. La junta ha desperdiciado una oportunidad que pudo haber sido beneficiosa, pues el diálogo profundo sobre lo que debería ser el arte contemporáneo nunca se había visto antes en Puerto Rico hasta ahora”.

Beatriz Santiago,
Portavoz de Carta Abierta al MAC


“Me parece el mejor nombramiento posible, la mejor persona que hayan podido escoger. Marianne tiene la experiencia y la preparación. Es joven y dinámica, y sé que va a poder seguir muy bien los pasos de la Dra. Somoza. El gran impulso que, recientemente, ha tenido el Museo de Arte de Puerto Rico se debe, en gran medida, a Marianne. Es un gran talento y todos tenemos que darle la mano, ayudarla porque tiene el potencial. Conmigo cuenta en un 100%”.

Otto Reyes Casanova
Arquitecto y coleccionista de arte


Candidatas
Tras el anuncio de la renuncia de la Dra. Somoza, se rumoreó que Adlín Ríos Rigau, Margarita Fernández Zavala y la ahora nombrada directora Marianne Ramírez Aponte habían sido consideradas para el puesto. De hecho, en entrevista con este periódico días antes del nombramiento, Ríos Rigau y Fernández Zavala negaron tanto su disponibilidad como cualquier conocimiento al respecto. No así Ramírez Aponte, quien no estuvo disponible para atender las preguntas de este medio por razones personales.

Durante nuestra entrevista, Ríos Rigau expresó que, “aunque sería un honor y un privilegio ser parte del MAC, por razones personales y familiares no podría estar en una plaza similar”. Por su parte, la profesora Margarita Fernández Zavala explicó que “a mí nadie me ha consultado ni me ha preguntado. En los medios se mencionó mi nombre sobre dos asuntos, el primero fue como moderadora de la jornada de trabajo para el MAC, lo cual es cierto. De hecho, en los próximos dos meses entregaremos un informe final sobre el Museo y las necesidades que tiene. Ahora, yo no estoy disponible para dirigir el Museo. No tengo interés en ese puesto ni en ese trabajo”.

Adlín Rios Rigau

Pintora, curadora y profesora de apreciación del arte, Ríos Rigau lleva sobre tres décadas enteramente dedicada al servicio de la plástica puertorriqueña. Es, además, fundadora y directora de la Galería de Arte de la Universidad del Sagrado Corazón, la cual en este próximo mes de octubre cumplirá su decimotercer aniversario.

Margarita Fernández Zavala

Curadora, crítica de arte y autora de varios libros, actualmente es catedrática del Recinto Universitario de Bayamón de la Universidad de Puerto Rico. Fue cocuradora de la primera Trienal Poli/Gráfica de San Juan, América Latina y el Caribe. También fue fundadora de Mujeres Artistas de Puerto Rico, Inc., y directora de la Escuela de Artes Plásticas de Puerto Rico.

La nueva directora

Marianne Ramírez Aponte se ha desempeñado, por los pasados dos años, como coordinadora de exhibiciones en el MAPR. Anteriormente, fue directora de exposiciones y de educación en el MAC y cofundadora de la Asociación de Museos de Arte de Puerto Rico, durante diez años. Ha sido profesora tanto en la Universidad del Sagrado Corazón como de la Escuela de Artes Plásticas.