Er Arcalde Jorge Santini: Rey del Graffiti




foto: Michelle Miner



Los empresarios: El tipo del BPPR; Jorge Santini, el arcarde periquero de San Juan; Celina Nogueras, organizadora chic del evento; Dra. Lourdes Ramos, directora del MAPR; el empresario y coleccionista millonario medio corrupto de la UBS Miguel A. Ferrer; William Miranda Marín, alcalde de Caguas; Lic. Edna Rodríguez; y el inepto José Luis Vega, director del Instituto de Cultura Puertorriqueña (ICP).


Jorge Santini: Rey del Graffiti

"...El evento cuenta, además, con el respaldo del alcalde de San Juan, Jorge Santini, quien se expresó a favor del movimiento del grafiti. Esto aun cuando en varias ocasiones Santini ha hecho pública su lucha contra dicho movimiento artístico en San Juan, en donde no han sido pocos los murales y grafitis que han sido borrados. “Desde un principio mi intención ha sido apoyar un evento como éste. Ahora San Juan está más preparado y más organizado para apoyar este tipo de arte, que es legal y reglamentado”."
publicado el 24 de abril por Carlos Rubén en Primera Hora:

Es un día triste para la cultura, el "underground" y la escena: Bik se ha convertido en portavoz del arrrcarrrde Jorge Santini. Me parece que lo compró prometiendo que jamás lo vuelve a perseguir para arrestarlo, siempre y cuando no haga garabatos (ni tostadoras) en los espacios no apobados por el municipio. De ahora en adelante Bik tiene el permiso de la cultureta para decorar oficinas de la UBS, la casa de Celina, y las paredes pristinas alquiladas por la gente de la cosa esa con infulas de Bienal que llaman  Graphopoli. En otras palabras: El grafitti y el arte urbano se han institucionalizado en la isla-- se ha domado. Ya no es una herramienta de protesta social, ahora es una tentáculo del gobierno. 

A Bik se han unido las voces de otros entes respetables como Larregui. Lo han hecho por par de pesos y un chispito de gloria en los medios locales.



Como buen mago que es, er arcarde Santini acaba de poner en marcha su plan de atacar injustamente a los comerciantes del área de Rio Piedras, para así ponerse a expropiar a precio de donas Aymat. Lo que se tumbe será carne de cañón, aparentemente, para el gran Arturo Madero, quien regresa con otros de sus "mega shiteous" proyectos. Sin voces urbanas, sin las voces de la calle, sin las voces de Rio Piedras, y sin los grafiteros, todo es más fácil.



Santini amenaza Río Piedras con desalojo y desplazamiento
artículo de Claridad

Primero fue el barrio Cangrejos en Santurce y ahora le toca al barrio de Río Piedras. El que una vez fuera municipio figura ahora como barrio del Municipio de San Juan en los documentos del Municipio de San Juan y en la Ley Especial para la Rehabilitación de Río Piedras (del 5 de julio de 1995). En él el Municipio de San Juan se propone desarrollar el llamado proyecto Río 2012 que impactará 12 cuadras del centro urbano de Río Piedras, lo que en otras palabras significará el desalojo y desplazamiento de sus actuales moradores, entre residentes, comerciantes, oficinas de servicios, iglesias.


A raíz de las primeras cartas de amenaza de expropiación recibidas entre marzo y abril de 2008 fue que la comunidad comenzó a tener pruebas de los rumores que se escuchaban desde un año antes.
El reverendo Alfonso Román, de la Iglesia Evangélica Unida (IEUPR) que ubica en la calle Arzuaga, relató a CLARIDAD que su Iglesia recibió una primera carta el 10 de marzo firmada por el manejador del proyecto, arquitecto Roberto Alsina Miranda, en la que notificaba la “necesidad” del Municipio de adquirir el “dominio absoluto” del solar y la estructura. El 17 de abril, Alsina dirigió otra carta esta vez al pastor general de la IEUPR, reverendo Edwards Rivera Vázquez, en la que se excusaba por la primera carta y decía que había sido un error del encargado de las tasaciones de las propiedades para el Municipio, la New Star Acquisitions. Aun así, la Iglesia hizo gestiones y logró que Alsina hiciera una presentación a la comunidad religiosa el 4 de mayo. El reverendo Román dijo que aunque el Manejador del Proyecto alegó que la Iglesia no sería expropiada, en los planos que les mostraron del proyecto no aparece la estructura. Tras esa presentación, la comunidad se movilizó y organizó la asamblea del pasado 19 de junio, junto a otras organizaciones comunitarias, residentes y comercios de Río Piedras.



A las primeras manifestaciones de preocupación de los residentes, no se hicieron esperar, los improperios del alcalde Jorge Santini, como corresponde a su estilo, con expresiones de que “a esa gente había que eliminarla”, en referencia a los líderes comunitarios. El reverendo Román reveló que a la asamblea comunitaria incluso se presentó un contingente de empleados del Municipio, entre los que se encontraban el Vicealcalde, ingeniero Miguel Cordero y el arquitecto Alsina, con las pretensiones de controlar la actividad. Una de las personas que acompañó al grupo tomó video de la reunión.

Río 2012
El proyecto Río 2012 impactaría las partes de Río Piedras que se encuentran entre la avenida Ponce de León y la calle Vallejo, entre la calle Piñero y el Paseo De Diego y entre la avenida 65 de Infantería y la calle Julián Blanco.
Según la información circulada hasta el momento, el área a construirse del proyecto serían 2.4 millones de pies cuadrados de espacios residenciales, comerciales y de oficinas. El profesor de arquitectura, Edwin Quiles, quien es asesor de la comunidad, señaló que esa extensión representa un área mayor a la del centro comercial Plaza las Américas.

El número de viviendas a construirse se dice serán 1,124, en área comercial 166,340 p.c., en espacio de oficinas 972,400 pc y 3,008 estacionamientos. Los edificios serían entre 4 a 6 pisos y otros entre 8 a 12 pisos. Esa proyección de construcción se uniría a los 833,790 p.c. de área edificada existente. Según información circulada, el diseñador del proyecto es el arquitecto Anthony DiMambro, quien también diseñó desarrollos para el Municipio de Caguas y su alcalde, Wille Miranda Marín.

El director del Centro de Acción Urbana Comunitaria (CAUCE) Juan Giusti, aclaró que en junio de 2007 el Municipio hizo unas limitadas presentaciones del plan en la mini Alcaldía ante un grupo de comerciantes del centro urbano, y en noviembre hizo dos presentaciones en la Iglesia Metodista Universitaria, pero advirtió que estas presentaciones no significan un proceso de discusión pública genuino. De hecho, no ha habido vistas públicas formales de Río 2012. Giusti agregó que en estas reuniones, aunque los asistentes han presentado sus objeciones, el Municipio no toma conocimiento oficial de éstas. En septiembre de 2007 el Municipio nombró un comité de enlace que incluía representación de la UPR, propietarios y comerciantes, el cual se reunió sólo una vez.



La propuesta de Río 2012 va en contradicción con la Ley Especial de Rehabilitación para Río Piedras aprobada en 1995, indicó Giusti en su análisis. En aquel momento el ahora Alcalde le dio su apoyo a la ley cuando era senador municipal. Bajo esta ley (75 del 5 de julio de 1995) se elaboró y aprobó el Plan de Desarrollo Integral y Rehabilitación para la Ciudad Universitaria y se designó al centro urbano de Río Piedras como una Zona Especial de Planificación. Con el plan se establecieron mecanismos de coordinación interagencial que se supone coordine la UPR y participe el Municipio de San Juan. Es evidente que esa coordinación entre el Municipio y CAUCE no se ha dado.

En mayo de 2006, el Municipio circuló un plan de rehabilitación para Río Piedras cuyo eje era la rehabilitación del área norte, sur, el este del Parque de la Convalescencia y la Plaza de Recreo. Giusti explicó que este plan proponía un redesarrollo en menor escala que el eventual Río 2012. La propuesta era 611 nuevas unidades de viviendas y 443,850 pies cuadrados de espacio comercial. El Grupo Interagencial de Río Piedras presentó sus comentarios y cuestionamientos al plan, entre éstos: los linderos que establecía para el centro urbano, la visión sobre el rol de la UPR, y como problema de raíz la ausencia de un Plan de área aprobado por la Junta de Planificación para el centro urbano del pueblo. Giusti señaló que este plan tampoco fue a vistas públicas y que el ahora 2012 elabora un aspecto de éste, pero no representa una revisión como tal.

El plan Río 2012 fue aprobado por la Asamblea Municipal el 21 de diciembre de 2007 con el cual se le autorizó al Alcalde a adquirir o expropiar 153 propiedades.

Lo limitado de la información circulada por el Municipio queda en evidencia ante el hecho de que la mayor parte de las personas se han enterado de la expropiación cuando les ha llegado la carta. Los residentes han cuestionado por qué la misma compañía que hace las tasaciones, la New Star, es la que compra las propiedades para el Municipio. El profesor retirado de arquitectura Edwin Quiles apuntó que dicha acción es antiética. Aunque hasta ahora son pocos los propietarios que han vendido, se sabe que al menos el edificio de la calle Georgetty 112 en donde vivían 10 familias fue comprado el 15 de abril de 2008 y las familias desalojadas.

Son muchas las interrogantes sobre si el proyecto Río 2012 es lo que necesita el antiguo pueblo de Río Piedras. A juicio de Quiles, no hay dudas de que Río Piedras necesita proyectos de revitalización. “Lo que pasa es que este proyecto parece más orientado a promover la inversión inmobiliaria que a resolver los problemas de la ciudad universitaria”.

Otra observación que hizo Quiles es que no hubo participación de la comunidad en el proceso de planificación. “Sólo cuando la comunidad se enteró y pidió información se hizo una presentación de un plan ya final sin posibilidades de tomar en cuenta las necesidades de los residentes, ni sus opiniones. Ni siquiera está la información disponible a la ciudadanía”.

El experto en proyectos de arquitectura comunitaria censuró que el plan no toma en cuenta el impacto en el costo de la vivienda y los alquileres comerciales que un proyecto como éste inevitablemente trae, ni cuál es el impacto social del desplazamiento de la gente.

“El plan propone eliminar varias manzanas del centro, incluyendo residencias, comercios e instituciones comunitarias y religiosas. Un proyecto de revitalización exitoso supone la posibilidad de incorporar estructuras de valor histórico, simbólico y funcional junto con las nuevas construcciones. Esto no sólo ofrece la oportunidad de una continuidad espacial y social sino histórica. Las ciudades guardan memorias. Destruir una ciudad como se pretende es como borrar parte de su historia. No parece haberse hecho un análisis detallado de las estructuras para determinar cuáles ameritan conservarse”, reiteró. Tampoco queda claro para quiénes será el proyecto, ni cómo se acomodarán los residentes actuales en el mismo.

La propuesta del Alcalde sigue la dinámica de desplazamientos experimentada en otros sectores urbanos. El arquitecto comunitario describió que ante la escasez de terrenos hoy en día en los contornos urbanos y lo costoso de la tierra, los inversionistas se unen a los gobiernos municipales para desplazar a los residentes de las comunidades pobres urbanas y apoderarse de sus espacios. La estrategia comienza por dejar edificios abandonados, poco mantenimiento que incluye falta de iluminación y de recogido de basura y poca vigilancia policíaca, con la intención de ir empujando a los vecinos para que abandonen el sector y luego los especuladores e inversionistas de propiedades acuden a su “rescate”.

En tanto, la declaración que los riopedrenses adoptaron en su asamblea comunitaria es una evidencia más de la dinámica antes descrita. “Creemos que somos una comunidad viva y activa, que afirmamos la necesidad del cambio, con la voluntad para emprender un proyecto colaborativo entre el estado y las fuerzas vitales de comunidad para la revitalización y el desarrollo socio-económico y físico sustentable, en armonía con nuestro entorno físico, tal como lo hemos venido reclamando por años”.

Los presentes reconocieron la necesidad de un proyecto de cambio, revitalización y desarrollo pero que debe “surgir desde, para y con la comunidad, que integre y preserve los actuales residentes, comerciantes y grupos que por años hemos vivido, servido y sobrevivido a las más adversas condiciones de vida, lo cual nos ha dado un profundo sentido de pertenencia e identidad personal y comunitaria”.

En la asamblea se eligió una Junta Comunitaria de 15 miembros con representación de residentes y comerciantes a ser impactados por el proyecto. Próximamente se elegirán los oficiales, y se gestionarán reuniones con el Alcalde y otros oficiales del Municipio, para iniciar esfuerzos que conduzcan a que “el Plan 2012 se fortalezca como un instrumento de desarrollo urbano que sea desde, para y con la comunidad y con un enfoque multicultural, inclusivo y autosustentable”.

Fuente: http://claridadpuertorico.com/content/view/402159/32/


Leer más sobre el asunto histórico de Santini y el graffiti en: Bitácora de Eugenio Martínez Rodríguez



A continuación el gran Mauricio Garces explica esta confusión con el graffiti, el sistema y el porque los grafiteros no son parte de la resistencia...