review: Hotel Las Américas, Santurce Inn and Victor Vázquez en el MAC












 















Hotel Las Américas: Intervenciones

Organizado por Conboca Inc.
Ponce de León # 604
Miramar

De la misma forma en que otras ciudades aprovechan la efervescencia de una feria internacional para montar exposiciones en cualquier espacio (incluyendo baños de hoteles) Puerto Rico no es la excepción y en esta expo organizada exitosamente por Conboca Inc durante la feria Circa '08, los esqueletos encontrados en el closet acentuaron las fallas estructurales y sociales de un hotel casi en ruinas.  El Hotel Las Américas esta localizado en Miramar, a unos pocos pasos de la catedral “gótica,” la marginal de los taxistas, el Port ‘O Call, y una escultura no tan mala de Plop art. En realidad es un hotelucho desquiciado que le sirve a familias de las U.S. Virgin Islands y que vienen de compras al casco de San Juan. Su atrio esta decorado con dos murales impresionantes sobre la conquista de América y nuestra mezcla racial.

En general las intervenciones del hotel parecian escenarios tipo Fluxus o adaptaciones libres del Cine Noir- una atmósfera  cinematrográfica  permeaba todas las instalaciones. Como prueba puedo testificar que en una esquina oscura, bajo un reflejo tenue de luz roja, pude ver a la crítica de arte Hayde Vengas en pose de femme fatale. En uno de esos cuartos que debieron estar clausurados Araceli Pino (a.k.a. Puntito Siniestro) instaló un boombox futurista, como una especie de androide blanco o botiquín de brazos largos, del cual se producia una atractiva banda sonora de texturas abstractas. Mientras que otra puerta semi abierta en el cuarto nos dejaba entrever las ruinas de un piso superior desparramado peligrosamente sobre si mismo. Del cuarto de Natalia Martínez, quien cubrió el piso y pared con una substancia negra y polvosa parecida al grafito, salia el sonido de teclillas de una maquinilla, y disponible para el público-libre de costo-  un papel de  impreso con un juego fonético que lee :

"Antes de comenzar esta breve carta debo indicar que el simbolo de “punto” de mi maquinilla ha dejado de funcionar…llevo hospedándome en este hotel más de dos meses sin motivo “punto” Me hacía falta salir de casa por un tiempo “punto”…"


En otro cuarto oscuro el colectivo concido como El Bosque enrolló un colchón viejo y lo iluminó por la parte de atrás. Encima del colchón colgaban dibujos en un tendedero como una aparición OVNI.  Cristina Agostini recreó el camerino de lo que perece ser una estrella draga- incluyendo video de un show en vivo, pelucas, vestimenta y fotos de promoción.  Agostini me recuerda de forma positiva el trabajo documental y de apropiación de Chriss Verene.

Partiendo de lo que parecen ser escenas de películas de la época dorada de Hollywood las pinturas de Marcos Pechio son de alto contraste, monocromaticas y potentes. Mi favorita es una pieza ambigua donde un hombre parece ahorcar o arrastrar a una mujer a un lugar escondido-la pintura esta dentro de un closet. De igual forma el curador, escritor y artista Ralph Vazquez puso en función su talento como editor seleccionando una serie de documentos, fotos y parafernalia de un viaje turistico, (supuestamente de la colección de un tal Pedro Robles y sus viajes a Europa). Un radio tocaba la música del reconocido compositor jazzista y hollywodense Henri Mancini como marco de referencia para darle sentido a la experiencia melancólica del viaje original.


Santurce_Inn
Media-Rican Collective
1063 Ave Las Palmas











Visitar un estudio convertido en sala de exposiciones con par de whiskeys siempre es difícil ya que uno no sabe como diferenciar el show del trabajo en proceso o lo que simplemente es material para hacer arte. En este caso dos piezas atraparon mi vista. Una lo fue un performance retro que me recuerda las escenas de fiestas hipster en la peliculas de espias "In Like Flynt" , producido por Tony González-Walker, en el cual parejas de chicos y chicas se balanceaban en un "sube y baja" dentro de una vitrina de plástico mientras que un guitarrista tocaba algunos acordes sentado en lo que parecia ser una sala bohemia improvisada. La otra fueron las impresiones de gran formato de la artista, educadora y editora Teresa López, originalmente vistas en sus proyectos de Net -art, que son diseños tipograficos y fotográficos que trazan espacios arquitectonicos del casco urbano metropolitano junto a mensajes personales con sufijos como "ism" que denotan alguna doctrina cultural religiosa.


Victor Vazquez en el MAC

Prometí no regresar al MAC y no cumplí, pido disculpas, pero lo hize por respeto a su curadora Brenda Torres, gracias a las insistencias de Joel Weinstein y una par más de whiskeys.

Con Un Cuerpo a Cuerpo (Dislocación-encuentro-desplazamiento) Victor Vázquez hizo otra de sus tediosas instalaciones metódicas, con flechas dibujadas en el piso, cubitos de cemento con alguna especie de marca ancestral, stacks de impresiones a ‘la Gonzalez–Torres, y dos foto-murales en paredes paralelas de la gigantesca sala. Una es una serie de fotos en cuadricula de sillas en diferentes posiciones y cantidades colocadas en un jardín, como que medio europeo, y en estas se pueden observar el sucio del negativo original, dato extraño en un artista tan pulcro en su arte como lo es Vázquez. Es posible que el sucio sea una pista a una referencia oscura, pero como saber cuando la pieza presenta tanta confusión conceptual y de estilo. Es como ver a tres artistas diferentes trabajando una sola instalación. En su reciente muestra en el Museo de Arte de Ponce, (a la cual le di una buena reseña en Artnet), el artista tuvo la asistencia de la curadora Cheryl Hartup para darle una especie de “upgrade” a su trabajo que fue bien aceptado. En el MAC parece ser que el artista no pudo resistir la tentación de hacer una instalación gigantesca, que pareciera contemporánea y la vez mantuviera el estilo terrenal Latino “Vázquez.” No es que la instalación no es exitosa, es interesante y vale la pena verla pero nos parece que es un trabajo que no ha madurado y que se encuntra vacilando entre un estilo reconocible y la posibilidad del cambio. Yo le apuesto al cambio.

Dedocrática en LA 15

La 15

Bobby Cruz


Bobby Cruz y Fernando Colón

Pintado

Jose Jorge Román en su estudio

Dedocrática
(finger-chosen)
La 15
Calle Ernesto #703
Santurce

La 15

Sin necesidad de citas conceptuales extraordinarias para justificar su existencia ni la inclusión de decenas de artistas para llamar la atención de los visitantes extranjeros durante Circa, Dedocrática es sorpresivamente la mejor exposición del bonche, ya que contrasta con su indiferencia al sistema siendo tan pequeña, elegante y sencilla. La 15 esta localizada en un barrio deprimente de Santurce y es un espacio alternativo que aspira a ser comercial dirigido por los reconocidos artistas José Jorge Román y Fernando Colón.

Mi pieza favorita es la instalación de una bicicleta pimpea por Bobby Cruz, objeto que el artista a veces compra o construye, estacionada frente a una pintura de la misma. La pintura parece un dibujo de referencia o una efigie de superficie y fondo plano donde las lineas que forman la bici parecen haber salido directamente del tubo de pintura, en colores brillosos y pastosos parecidos a los aditivos texturados para acrílico que relacionamos con técnicas y medios encontrados en tiendas de manualidades.

Otro artista jóven con mucho potencial es Fernando Pintado, que presenta una serie de acuarelas ordinarias que parecen ser hechas por un teenager. Entre imágenes de calaveras y ositos de peluche el artista integra texto con mano temblorosa, que nos recuerdan títulos de canciones populares o frases inocentes y tiernas referentes al amor y el existencialismo dichas por algún poeta durante la hora del recreo.

Fernando Colón parece haberse quedado congelado en el tiempo igual que los trazos es sus pinturas ya que su trabajo no ha variado mucho desde el '95. Dedicado religiosamente a la abstracción gestual y el post-minimalismo, los brochazos geométricos siempre parecen ser producidos de manera instintiva centralizados sobre colores planos. La repetición constante de Colón demuestra un artista maduro y comprometido con su vocabulario artístico.

Un atractivo triptico fotográfico de un “chandelier” por Marta Mabel Pérez , dos pequeños dibujos de retratos de la espalda de modelos por Bubu Negrón, y una foto sexy de un animalito de juguete besando el pecho de una chica semi desnuda por Ana Rosa Rivera Marrero completan la muestra.