Madero y el Supremo (de una pajaro dos alas)

El Supremo es observado desde lo alto por dos edificios corruptos : el Millenium y el adefecio de Paseo Caribe. Casualidad?  Reflejo de nuestra cultura?

Evidencian relación entre Madero y el Supremo
Divulgan carta en la que Hernández Denton agradece al desarrollador por pagar “casi la totalidad” de las obras del sistema pluvial del Tribunal.

Por Manuel Ernesto Rivera (AP)

El desarrollador Arturo Madero financió “casi la totalidad” de las obras del sistema pluvial del Tribunal Supremo y así consta en una carta de agradecimiento que el presidente del máximo foro judicial le envió al dueño del polémico proyecto costero Paseo Caribe.

En la misiva, que tiene fecha del 14 de febrero de 2006, el presidente del Tribunal Supremo, Federico Hernández Denton, le agradece a Madero la aportación económica que hizo su empresa para la obra y reconoce que se reunió varias veces con el desarrollador para ratificar el acuerdo que se inició con el entonces presidente del Supremo, José A. Andreu García.

“Como sabe, la finalización exitosa de nuestros trabajos supone una aportación económica por parte de la compañía que usted preside. Esa aportación económica fue acordada hace varios años con el entonces juez presidente del Tribunal Supremo, José A. Andreu García, y fue ratificada por usted en reuniones posteriores conmigo”, indica la carta de Hernández Denton a Madero, divulgada por Radio Isla (WSKN).

“Agradezco su gentileza al colaborar con las mejoras que realizamos en el Tribunal Supremo”, agregó en la misiva.
En otra misiva que Hernández Denton le envió el 2 de mayo de 2006 al director ejecutivo de la Autoridad para el Financiamiento de la Infraestructura (AFI), Guillermo Riera, el juez presidente del Supremo le informa que Madero se comprometió a subsidiar la conexión del sistema pluvial “casi en su totalidad, requiriendo de nuestra parte una aportación de $10,000”.

Daniel Rodríguez, director de prensa de la Administración de Tribunales, dijo que están evaluando el asunto y se comprometió a ofrecer sus comentarios más adelante.

“Cuando estemos preparados para reaccionar, ofreceremos una declaración”, dijo Rodríguez a Prensa Asociada.
El 26 de marzo de este año, a petición de Madero, el Tribunal Supremo asumió jurisdicción sobre el caso de Paseo Caribe que aún estaba pendiente ante el Tribunal de Apelaciones, que tenía ante su consideración un recurso de revisión sometido por el Departamento de Justicia sobre la determinación de un juez de primera instancia de que los terrenos no son de dominio público.

Utilizando el recurso de certificación, que permite al máximo foro considerar directamente cualquier asunto pendiente ante un tribunal de menor jerarquía si el caso es una cuestión de derecho novel o de alto interés público, el Supremo determinó, en una resolución de dos páginas, que vería el pleito. El recurso de certificación fue presentado por Madero.
En diciembre, la construcción del proyecto Paseo Caribe fue detenida por el gobierno, luego que el secretario de Justicia,

Roberto Sánchez Ramos, emitió una opinión legal en la que sostuvo que Paseo Caribe se construye parcialmente en terrenos ganados al mar de dominio público.
En febrero, el juez Oscar Dávila Suliveres determinó que los terrenos donde se edifica Paseo Caribe son patrimoniales y se pueden enajenar, pero a finales de ese mes, y a petición de Madero, el Supremo dejó sin efecto la paralización temporera de la Administración de Reglamentos y Permisos mientras examinaba la validez de esa orden. El proyecto estuvo paralizado por 60 días.

El Tribunal Supremo falló a favor del proyecto Paseo Caribe en 1999, cuando decidió en contra de los vecinos del Condominio San Luis, contiguo a los proyectados edificios, que se opusieron desde el principio a la construcción.
En 1999, Andreu García era el presidente del Tribunal Supremo.