Ejemplos el MAC debe evaluar






1. Antes que nada necesitan entender las definiciones básicas:




2. "Kunsthalle is, generally, a German term for an art gallery mounting temporary exhibitions, and supported by local art associations of collectors and artists":



3. La idea del Instituto o Residencia para artistas:

El MAC en controversia (Primera Hora)

Excelente artículo por Carlos Rubén Rivera en Primera Hora. Se esta botando.

Si el MAC es del "pueblo" porque Miyuca se niega a contestar preguntas? Porqué se esconde de la prensa? O es que a lo mejor el MAC es de ella... no hay Junta? Si el MAC es su juguetito entonces para que marchar?


jueves, 24 de enero de 2008
Carlos Rubén Rivera / Para Primera Hora

La semana pasada el Museo de Arte Contemporáneo envió un comunicado sobre un nuevo proyecto que poco tiene que ver con una nueva exposición. En dicho comunicado el Comité Apoyemos al MAC convocaba a la comunidad de artistas en la Isla y público en general a “una marcha en respaldo del museo y en solicitud de mayores fondos a la Legislatura”. Dicha marcha se celebrará el 31 de enero de 2008, a las 10:00 a.m., y será desde El Escambrón hasta el Capitolio.

La difícil situación económica del MAC, según lee la misiva, “podría culminar en un cierre si no lo ayudamos”. Pues “a pesar de su austeridad interna y como consecuencia del aumento en el costo de operación, los fondos recurrentes del Gobierno para tal fin, no son suficientes”. Para ese entonces, nadie relacionado con la administración del Museo ni con su Junta de Directores quiso hacer declaraciones al respecto a este diario.

De todas formas, y atendiendo al reclamo de una institución vital para mantener el intercambio cultural de un país, como lo es el Museo, varios artistas se han expresado en apoyo a la marcha y al otorgamiento de mayores fondos. Otros miembros de la comunidad artística, aunque entendiendo la importancia de que el Gobierno coopere más con las instituciones culturales, han exigido al MAC que aclare ciertas interrogantes que se desprenden de las acciones de una dirección que ha permanecido intacta por los pasados veintitrés años.

Un clamor a varias voces

Son varios los artistas y personas relacionadas con el mundo del arte quienes han declarado sus intenciones de apoyar al Museo. La experimentada curadora Maud Duquella expresó que “me parece que el Museo de Arte Contemporáneo merece la ayuda de la comunidad. Ellos han colaborado todos estos años con una aportación mínima por parte del Gobierno”.

Cabe señalar que, según el comunicado enviado por el Museo, éste recibe anualmente $500 mil del Estado para pareo de fondos, lo que quiere decir que sus administradores deben conseguir esa misma cantidad para sufragar todos los gastos del Museo.

Por su parte, la artista Cacheila Soto, aseguró que “como artista, no me inclino nunca a favor de nadie a menos que sea meritorio. Pero analizando la situación económica del país, la manera en que el arte se ha ido fomentando, o sea, poco a poco, y la manera en que el pueblo ve el arte, es favorable que los artistas apoyen el Museo. Yo estoy dispuesta a apoyar al Museo incluso donando mi obra”. “El MAC”, continuó Soto, “es de los pocos museos en el mundo que no cobra por la entrada. Creo que con el poco dinero que tienen hacen todo lo que pueden”.

Apoyo condicionado

Para un grupo de artistas, el apoyo a la marcha convocada por el Museo debe estar condicionado a la contestación de varias interrogantes sobre su administración y utilización de fondos. El Comité Apoyo Condicionado al MAC ha hecho públicas sus intenciones de condicionar su participación en la marcha a que se atienda su reclamo. En una lista de preguntas, dirigidas a la administración del MAC, el Comité exige una reunión para el diálogo.

El artista Abdiel Segarra, quien forma parte de este grupo, señala que “el futuro de las instituciones culturales de este país no se va a solucionar sólo con nuevas asignaciones de fondos. La solución a la problemática cultural debe venir desde adentro de la institución que la fomenta, la mediatiza y la administra. El cambio debe ser un cambio de visión que involucre y considere a todas las partes que se ocupan y participan del quehacer cultural. La institución no puede esperar un trato horizontal de parte de una comunidad que no la ha recibido. El Museo debería aprovechar la ocasión para involucrar de manera íntegra a la comunidad que le da vida, y no sólo utilizarlos en casos de emergencias como lo está haciendo en esta ocasión”.

Por su parte, el también artista Teo Freytes se expresó a favor tanto de la petición de aumento de fondos del Museo como de los reclamos del Comité Apoyo Condicionado al MAC. Según Freytes, “el reclamo de este grupo de artistas es válido, pues están pidiendo, simplemente, una participación más amplia dentro de las acciones del Museo. Muchas veces estos administradores de la cultura olvidan la base de la misma, que son los creadores de esa cultura, el artista. Entiendo que es un momento difícil para el Museo, pero entiendo de igual manera que el reclamo que hacen es válido”.

“El país, en general”, continuó, “está pasando por una crisis económica y entiendo que el Museo esté en las mismas. Pero igual entiendo que, sobre todo los artistas más jóvenes, que se están abriendo mucho camino en el mundo del arte, quieran abrirse paso también en la política del arte. Yo apoyo la marcha porque creo que es el momento también para discutir cosas que hasta el momento no se han discutido”.

Hacia un diálogo abierto

Tal y como ocurrió la pasada semana, en días recientes, PRIMERA HORA intentó obtener algunas declaraciones de la administración del Museo. Sin embargo, nuevamente, tanto la directora, la Dra. María Emilia Somoza, como los miembros de la Junta Administrativa se abstuvieron de hacer comentarios. Aunque, sí hicieron clara su intención de celebrar una conferencia de prensa el próximo lunes 28 de enero.

La curadora del Museo, Brenda Torres Figueroa, aunque dejó claro que su función dentro del mismo no es administrativa y que por tal razón no podía hacer declaraciones relacionadas con esos temas, explicó las que a su entender son las necesidades del MAC. Según Torres, “el Museo se encuentra en la cúspide de lograr grandes cambios significativos en su programación, su misión educativa, etc., que incluyen un nuevo programa de artistas visitantes, un fondo de adquisición y de exhibiciones y un agresivo plan de proyección local e internacional que incluye la participación del MAC en ferias de arte realizadas localmente”.

De igual modo concluyó que “el museo lleva en su nueva sede sólo cuatro años. Desde Sagrado Corazón trabajaban muy pocas personas. Yo he sido la primera persona reclutada como curadora del MAC con permanencia, desde su incorporación en el 1987. La proyección del MAC o promoción no ha sido agresiva en ningún aspecto. El Museo ha tenido que ajustarse a las exigencias de un edificio de casi 100 años, y a la falta de personal y de fondos de exhibiciones/adquisiciones que lo sitúan en una desventajosa posición”.