4. Worst of the Year: Allora & Calzadilla




Omar Obdulio 
Cerquillo















Plátano Pride by Miguel Luciano

"Avant le letrre" 
Allora & Calzadilla en Estigma


Estigma
curada por Marimar Benítez

29 de noviembre – 20 de enero de 2008
Museo de las Américas



Estigma es una exposición que se nutre de sus propios defectos y clichés, así como un B –Movie que nos disfrutamos por sus aspiraciones lascivas o su ingenuidad estética. Supuestamente la exhibión se basa en las marcas corporales y psicológicas que son producto de complejos provenientes de la religión Católica en nuestra isla. Pero la premisa es acribillada por los artistas al conjugar represión con el complejo de la identidad cultural. En otras palabras, el estigma en la expo lo constituye el medio, en este caso el grabado en sus múltiples dimensiones, lo demás es por añadidura del espectador.


En una pieza ambigua, Miguel Luciano nos presenta tennis de la marca Nike que han sido “fitted” con la imágen del líder Machetero y héroe revolucionario Filiberto Ojeda. No sabemos si Luciano trata de presentar un altar urbano o si esta anunciando un nuevo ícono para la explotación económica. Para los que estabamos hastiados de ver Albizu y al Che como musa en las ropas y cuartos de nenes de Guaynabito, entonces prepárense porque probablemnte veremos a Filiberto en medias y gorras. Esta pieza en particular no funciona, es muy preciosista y burlona, atacando indirectamente los principios revolucionarios del independentismo radical. Puede que el motivo no sea el desprecio o la crítica pero la duda permanence, ya que en vez de crear un discurso artístico a la par con sucesos recientes, Luciano simplemente esta construyendo un objeto “cool” y derivativo de la misma cultura del espectáculo que mató a Ojeda


En cambio, el artista emplea exitosamente el sarcasmo con elementos provenientes del “bling,” la sub-cultura del Hip Hop y el capitalismo salvaje. Cubriendo en baño de platino un plátano, como si fuera una joya, Luciano se apropia del vegetal icónico, que desde Frade a Irizarry, nos ha servido como musa representativa de nuestra identidad cultural. Plátano Pride es una foto un niño negro, con actitud semi callejera, que nos enseña la susodicha joya que cuelga sobre su cuello. En terminos formales el retrato nos recuerda el trabajo de Dawoud Bey y Luis Gispert pero en lo ideológico es "overkill," una obra más entre tantas otras que se producen instintivamente cada año por estudiantes en las escuelas de arte. Mi problema no es la factura sino lo sencillo que es para cualquier artista utilizar el “race card” para provocar un diálogo reciclado en la artes puertoriqueñas -el plátano siendo nuestra mejor excusa. Si algo nos demuestra Luciano con su “ultimate” Plátano Pride es un argumento a favor de poner el plátano a descansar hasta que finalmente nuestro status político se resuelva. Nadie lo podrá hacer mejor que Luciano, así de sencillo es.


En el video corto Sweat Glands, Sweat Lands de Allora & Calzadilla, un automóvil encendido, en un rancho oscuro y trepado en bloques por su parte trasera, le da vueltas a un lechón en una vara colocada en lugar de la goma. De primera instancia la pieza es absurda, nos recuerda a los espacios de comedia de inventos de la Familia Calderón en el programa de televisión No Te Duermas. Inclusive, su video Under Discussion (2005), toma prestado de un paso de comedia del mismo programa donde la familia de clase media, en un pasadía de playa, tuvieron que conformarse con inventar una lancha improvisada a base de un motor y un mattress.


Sweat Glands representa al boricua “average” que se encuentra atascado en un tapón mental-la vida en la colonia. Aunque me pareció extraño, y de acuerdo al catálogo de la expo, el lechón es la metáfora para el estereotipo, el slang despectivo Norteamericano hacia los Latinos conocido como “Greasers,” el cuál estuvo en boga a mediados del 1800 pero que hoy día no es utlizado comunmente en los cascos urbanos. El problema de Sweat Glands no es la incoherencia histórica sino la banda sonora del video, un poema recitado por René de Calle 13.


Bajo la clasificacón de Pop Calle 13 es el equivalente a Green Day, Nelly o Molotov: actos genericos "edgy" fáciles de digerir. Estos toman la apariencia estilistica de X movimiento y lo adaptan a las exijencias comerciales de la masa popular. La música o el arte en este caso es secundario. De esta manera Calle 13 funciona en la cultura como un agente catalítico que ha tratado de infiltrar el mundo comercial del Reggaeton en la etapa final de su pico. En el contexto de la sátira comercial hacia un género musical el acto de Calle 13 sí funciona; pero en el contexto de arte pierde el elemento de sorpresa, ya que deja de ser infiltrado e irreverente, dejándo al espectador con el mal sabor de un “poser,” un clon no autorizado ni representativo del underground. Aquí es donde Allora & Calzadilla trabajan con destreza apropiandose de mano de obra ajena para completar la factura física de sus piezas. En Sweat Glands no hay unidad, es René el que utliza el sarcasmo y el insulto, y es Allora & Calzadilla los que proveen el nombre para la justificación. Lo que esta ausente es el punto de engranaje como en otras piezas del dúo, donde la falta de identidad puede ser confundida con la falta de emoción en su arte. No hay duda que Allora & Calzadilla son artistas muy inteligentes pero un discurso sin personalidad propia es una simple ilustración elocuente de un argumento. Mucho se ha hablado en la isla de como le han robado ideas a estudiantes y de como no le pagan a los que le construyen sus piezas-- no se sorprendan, fuera de la isla se dicen cosas similares. Eso ha ocurrido con artistas que trabajan temáticas pseudo activistas similares como Paul Chan. Lo importante es que su arte sí refleja esas grietas en Sweat Glands, Sweet Lands.



Allora Calzadilla
Under Discussion
2005

populist humor  

Lara Favaretto 
E' uno spettacolo
2004




En Andamios, Raquel Quijano utliza la idea del mobil kinético para crear una especie de juego Jenga. Un cubo tridimensional cubierto de estampados con diseños brillantes que podemos asociar con todo lo tecnológico. Algunas de las imágenes tienen formas abstractas, geométricas, escaleras y otros elementos tipo “circuit board.” El espectador puede pasar horas admirando la mano diestra de Quijano. Andamios parece un juego de niños preservado para la posteridad en su empaque original. 


Con Visitors Carlos Valarino recurre a su imágen versátil de turistas congelados en asombro que son documentados en su paso por la historia y Carlos Reyes, se golpéa fuertemente con guantes de boxeo en un video -performance en el que vemos enrojecer su cara cantazo a cantazo. Fallen es un ejemplo de como cicatrices psicológicas son sanadas por medio de terapia o autoflajelación y es tan triste como ver a Rupert Pupkin tratar de ganar risas en la peli de Martin Scorsese "The King of Comedy."


La pieza más representativa de la exposición es a su vez la más sencilla y menos producida del bonche, Line Up / Cerquillo de Omar Obdulio Peña Forty. Para esta individios se sacrifican voluntariamente al recorte estilizado del artista. Obdulio crea un cerquillo lineal, un dibujo o marca que es presentada en forma de documentación con un video y foto-diagramas, como elementos antropológicos en un museo. Lo interesante de esta pieza es como a Obdulio se le permite el acceso a una parte del cuerpo tan íntima para crear una obra pública, que es modelada en la sociedad y a la vez en anónimo, ya que el apellido del artista no es incluido en el recorte. Los modelos llevan su marca en la calle guardando el secreto de como y porque existe esa cicatriz en sus cuerpos.


Pedro Velez