AICA PR: Es hora de ponserse a trabajar

AICA-PR: Es Hora de Trabajar

Uno de los eventos más importantes para la cultura y la economía de las artes en la isla comienza en dos semanas, hablamos de la feria internacional Circa. Alrededor de la feria, en la periferia, cientos de artistas montaran exposiciones y eventos en saludo a la misma. Estos artistas, nuestros artistas, a quienes la economía y muchos coleccionistas locales han olvidado, se encargarán de demostrar la vitalidad de la escena. Sin esa escena Circa no puede prosperar; no es vital, no es emocionante para los que de afuera visitan. Sin esa escena local no existe el futuro. Circa y el mercado internacional entienden esta coyuntura histórica, por tal razón Circa ha abrazado la periferia.

¿Pero dónde están los críticos de la AICA-PR?

Como escritores de las artes debemos entender, apreciar y respetar que los recursos y esfuerzos en que incurren nuestros artistas, que en este momento histórico son monumentales. El alquiler de una espacio, la promoción del evento y la producción de la obra son costos que la escena no va a recuperar. Sin embargo, como buenos profesionales, los artistas siguen trabajando por la cultura.

Al día de hoy la AICA PR no ha comentado, ni aportado, ni asistido como grupo a los diversos foros públicos sobre la crítica del arte ni la debacle del mercado de las artes locales. Ni siquiera han producido un editorial sobre Paseo Caribe, las galerías que cierran, los galeristas y dealers corruptos que le han dado un mal nombre a la isla y afectado negativamente la carerra de artistas, los hallazgos arquelógicos de la presa Tibes en Ponce y la situación del MAC.

No queremos más pergaminos fatulos, (adjudicados por los mismos galeristas-no es secreto), como premios a exposiciones que la AICA nunca visitó. No queremos más ceremonias de fichureo, ni titulos, no sobrecargos en ensayos por ese título de "miembro de la AICA." No queremos más promesas ni excusas de "mucho trabajo familiar."

Lo que queremos es acción, que se ganen el título y el respeto de la escena. Queremos que cubran y escriban, hasta en una servilleta, sobre lo que vieron, lo que les gustó, lo que odiaron y lo que creen.

Queremos que tomen una posición, tienen la capacidad y la experiencia, de eso no hay duda, pero queremos ver esa capacidad y esos conocimientos en práctica. Es su responsabilidad social aportar a la cultura. Los queremos ver por Circa, pero sobretodo fuera de Circa, no solo cacheteando ni aprovechándose de la fama de pasadas glorias, sino ESCRIBIENDO.

Para que se enteren dónde esta la cosa, aquí el calendario más extenso y detallado de la isla: Donde veo arte