Jorge Zeno, Cesar Reyes y la Buena Mesa




Jorge Zeno works on a large scale version of "Indian Point" in Old San Juan

Jorge Zeno, Cesar Reyes y la Buena Mesa

En la fabulosa revista Magazín del Nuevo Día de hoy domingo se retrata en  brillante gloria papparazi, la fiesta de presentación del nuevo "look" del restaurante Pikayo. En las fotos uno puede observar que de sus paredes cuelgan pinturas de Jorge Zeno y Quetzacoalt- una yuxtaposición que me parece lamentable.

Quetzacoalt es un pintor comercial, uno de los favoritos de las esposas de la élite social isleña. Ellas, las esposas, a su vez son las que el pintor retrata en pose fashionista y en colores pasteles Cover Girl. Cuando las doñitas mantenidas van a esos restaurantes caros le piden a sus mariditos que les compren arte  (el que está en las paredes) sin haber ni acabado el "crembrulé". No olviden que este es el el tipo de obra que uno compra medio borracho. Ironicamente aunque las pinturas son cursi tienen un mercado que Quetzacoal lo trabaja muy bien- good for him.

Jorge, a diferencia de Quetzacoalt, tiene una reputación añeja de pintor Surrealista con chispa Caribeña que no hay quién se la quite. Injustificadamente if you ask me. Yo se porque nosotros hemos colaborado en varios proyectos y en los últimos años su obra ha evolucionado grandemente. Atrás ha quedado la poesía empalagosa. Ahora Zeno aborda temas concernientes a la ecología, la historia, la resonsabilidad social y la amenaza del terrorismo desde una base conceptual. No muchos han visto su trabajo nuevo en la isla, aunque los pocos con suerte conocen esta serie como "El Yunque". Yo prefiero llamarlas por su título orginal: "The Last Mountain." 

Prolífico por demás, Zeno también ha trabajado el tema de Vieques, la desobediencia civil y los encapuchados. Todas las pinturas en esta serie son buenísimas, preciosas y creadas antes de que Allora y Calzadilla hicieran su refrito arenoso "activista" en huellas de zapatos basada en la obra de Felix González- Torres. Ni les cuento sobre su retrato de una galerista famosa (Petra), y la de Julito (el ex senador PPD) tirado en el piso. Una de esas obras estuvo presente en el Stray Show Art Fair en Chicago  (2003) y recibió una buena crítica. Igual los curadores de la pasada Bienal del Whitney tuvieron una visita muy favorable con en la cual en la que lo clasificaron como un "historical painter". Algo asi como un Mark Tansey. Not bad!

 Jorge Zeno y el galero Tito Rovira conversan frente a la pintura de Cesar Reyes
 (2007)
Foto copyright Pedro Vélez

Bahía de Bieque (2002) en la portada de la Revista Entorno

una de nuestras colaboraciones

una versión alteada de "Indian Point" en la Galería Comercial (2005)

Escondida en algún lugar de su estudio Zeno tiene una obra que rompe con los esquemas del retrato contemporáneo isleño. Es una especie de homenaje de gran formato al super coleccionista Cesar Reyes. La misma esta basada en una foto incógnita que Zeno le tomó a Reyes, y a su esposa, mientras miraban arte en un lugar no determinado. En la imágen  Reyes le da la espalda al espectador (y al artista mismo). Una gran metáfora sobre la actitud de hacendado de la gran mayoría de nuestros coleccionistas, muchos de los cuales fueron en su día dealers de arte y dueños honorarios de galerías. A veces más que dueños fueron jefes responsables de malas desiciones que terminaron con esas galerías y carreras de artistas. No es que Cesar caiga en esta categoria, él es un buen tipo.

Yo soy un fan de la obra de Zeno. Jorge es un artista inteligente pero  movidas como presentar su obra junto a Quetzacoalt en un restaurante y luego aparecer en la sección de Magazín del Día me confunde-me deja un mal sabor. Si yo fuera un galero con cojones de verdad, tomaría esa obra de Zeno y la pegaría, porque se puede, porque es buena. Pero para lograrlo no se puede estar al lado de Quetzacoalt o encima de una mesa complementando apretitivos.