Respuesta a Anibal Rodriguez Vera

pag 85 del Nuevo Día:

Fotoperiodistas en Caguas
Aníbal Rodríguez Vera
Profesor


En nuestra isla existen cientos de organizaciones de gestión comunitaria que le ahorran millones de dólares al erario público. Una de ellas es la Asociación de Fotoperiodistas de Puerto Rico que hace más de 19 años le ofrece servicios de capacitación educativa, artística y cultural a jóvenes de comunidades de limitados recursos. Los fotoperiodistas de nuestros medios se han unido para ofrecerle talleres gratuitos a jóvenes de nuestras barriadas pobres. Los adiestran sobre diferentes técnicas en el uso de computadoras y cámaras de fotografía y vídeo. Además les gestionan recursos de la comunidad, que les ofrecen talleres de capacitación para mantenerlos ocupados en sus ratos de ocio.

Veamos una muestra. Me contaba Juanjo, un limpiabotas de la Placita de Santurce, de su maravillosa experiencia en el campamento de verano que auspició recientemente el Taller de Fotoperiodismo. Juanjo aprendió a utilizar correctamente una cámara digital, programas de computadora, usar Internet para sus asignaciones y se benefició de docenas de conferencias que le ofrecieron líderes reconocidos de la comunidad.

Sobre todo, Juanjo y sus amigos de la placita ahora tienen un lugar donde acudir después de sus clases. Como él me señalara, “vamos a matar la fiebre de la fotografía, de las computadoras y sobre todo, a conocer nuevos panas”.
Recientemente la directora del programa de Artes Plásticas del ICP, le negó a los fotoperiodistas una sala para que pudieran exhibir sus fotografías y vídeos, que serán premiados en el concurso que auspicia el Taller de Fotoperiodismo anualmente. Los fotoperiodistas querían exhibir sus trabajos para el beneficio de los miles de estudiantes que participan en sus talleres anualmente.

Lamentable el ICP perdió la oportunidad de atraer a estos jóvenes y familiares de las barriadas de La Perla y de Trastalleres, para que disfrutaran de la exposición de sus maestros y, de paso, para que conocieran el histórico Arsenal de la Marina. No crea que todo está perdido, gracias a que el alcalde William Miranda Marín de Caguas rescató la exposición. La misma se está presentando en el Museo de Arte de esa ciudad, durante todo el mes de agosto.
Una muestra excelente de un trabajo profesional y de gestión comunitaria.


Mi Opinión:

*1. La opinión del profesor esta tratando de crear una tormenta en un vaso de agua. Cual es la razón real detras de este artículo? Dar una queja? Esto se puede resolver de una manera muy fácil. Que el municipo provea transportación a Caguas, al menos por la noche de la apertura. La gente de La Perla o Trastalleres han visto a la saciedad a San Juan. Pues llevalos a Caguas, que tengan otras opciones y otras experiencias. Yo estoy seguro que el alcalde no se hubiera opuesto a esa idea ya que Willie ha demostrado que es el único alcalde en la isla que conoce el arte, sus problemáticas y ha albergado y presentado en Caguas proyectos de renombre internacional

O porque no hacer la exposición en La Perla? El grupo comunitario/artístico Coco de Oro lo hace todo el tiempo con mucho éxito. Es mas, que la fiesta y la entrega de premios sea para la gente de esas comunidades y que de paso se lleve a los altruistas a La Perla para que se enteren de primera mano, como testigos de la noticia, de los problemas que enfrentan estas comunidades marginadas. No es complicado, lo que se necesita es compromiso e imaginación.

2. Si le negaron espacio en el ICP ???eso no tiene nada de escandaloso. El ICP necesita salas para arte y el Taller y la AFP tienen su salas, espacios y dinero de cuotas para poder recurrir a otras alternativas. Es justo. Los artistas necesitan esas salas. La labor del fotoperiodista esta presentada en su contexto, el periódico. El que se le negue una sala no es un complot. A veces no hay espacio.

En el Taller se paga una membresía anual, además de todo el dinero que le da el gobierno, sin contar el equipo. Digo, cuando se le ragalan cámaras a estudiantes de 9 años en adelante eso significa que hay muchos chavos. Y me imagino la AFP también paga una cuota, pues entonces el lugar de la expo es irrelevante...en vez de irse con bombos y platillos en una celebracion exagereda al Centro de Convenciones, alquilen una galeria o algun espacio alternativo y expongan alli....a veces lo han hecho en el Museo de San Juan, otras en Casa España. El solo hecho de mover trabajos de Caguas a una fiesta de una noche en San Juan...eso no es de gratis que se hace. Claro, podemos hablar que todo es auspiciado.

Y quién se va a negar a auspiciar a los trabajadores de la noticia en Puerto Rico?

3. Lo que si me parece ridiculo es que algunos que pagan la cuota no sean incluidos en las exposiciones. No es como si la AFP o el Taller tuviesen un curador residente cualificado para editar lo que va o o que no va...para mi el que paga va y ya. Y otro gran problema es que obliguen a los fotográfos a imprimir y montar sus fotos para las exposiciones... y cuando la expo finaliza, donarlas a un "supuesto archivo." Quién se encarga de la donación? Dónde se guardan las obras? A quién le pertenecen? Cuáles son las limitaciones del derecho de autor en esas piezas donadas? Es verdad que estan en algún lugar o las botan?

digo, hay mucho que aclarar aqui que va mas alla de una queja pasajera.